05 octubre 2007

BCMS o ITCMS?

La continuidad de negocio cada vez está más de moda. En este caso, el lanzamiento de la norma BS 25999-2 (requisitos para un BCMS) no hace más que reflejar el enorme interés de las organizaciones a nivel mundial en este tipo de soluciones.

Y pese a que esté tan de moda, en muchos casos es habitual encontrarse con graves errores de concepto en este ámbito. El más preocupante, a mi entender, es confundir un BCMS (Sistema de Gestión de la Continuidad del Negocio) con un ITCMS (Sistema de Gestión de la Continuidad de los Servicios IT). En demasiados casos se escucha el término continuidad de negocio para referirse a la continuidad de los servicios IT. Y las diferencias son enormes.

Es cierto que cada vez más las actividades de negocio están soportadas por la infraestructura IT. Sin embargo, negocio y servicios IT no tienen por qué ser lo mismo. De hecho, casi nunca lo son. Hay que aprender a diferenciar los servicios IT de los servicios profesionales, o prestados por personas. Por qué? Porque realmente hay muchos negocios que no son IT, sino profesionales. Y en esos casos, garantizando la continuidad de los servicios IT no garantizamos la del negocio.

Pensemos, por ejemplo, en la banca. Pueden funcionar las ventanillas sin ordenadores? Probablemente sí. Quizás no puedan hacerlo indefinidamente, pero para sacar o meter dinero en nuestra cuenta no necesitamos al ordenador, si la persona que está en la ventanilla puede registrar los movimientos a mano (y ya los volcará en los sistemas informáticos cuando estén disponibles).

En qué casos coinciden un ITCMS y un BCMS? En aquellos en los que el negocio es EN SÍ MISMO un servicio IT. Pensemos en la banca por Internet, o en las tiendas on-line. Esto no quita que en un ITCMS no haya que tener en cuenta a las personas, ya que los sistemas siempre son administrados y mantenidos por alguien, pero supone que un BCMS deberá exceder, y con mucho, al departamento IT. Si queremos que nuestro negocio de venta de tornillos siga adelante, nuestro BCMS tendrá que tener en cuenta aspectos como la línea de producción, la actividad de los comerciales, la logística... Si nos quedamos en un ITCMS para todos los sistemas, podemos encontrarnos con que una inundación o una nevada de esas que hacen historia nos paraliza por completo la actividad de nuestro negocio. Y si nuestros comerciales cogen una infección en una comida de empresa y se tiran en cama durante dos semanas, resulta que durante esas dos semanas no hay nuevas ventas. Eso sí: nuestros sistemas no han tenido ni un segundo de parada. Pero el negocio está parado...

En definitiva, creo que es necesario tener clara la diferencia entre negocio y servicios IT. Que cada día la dependencia es mayor, pero mientras el negocio recaiga sobre las personas, no será suficiente con salvaguardarnos ante una caida de la infraestructura informática. Y menos si resulta que las personas clave para el negocio están fuera del departamento IT...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nice blog!

Thnks

Mandy

Alex dijo...

Esta vez siento contradecirte :) LLevo mucho tiempo leyendo tu blog y la verdad es que siempre me ha parecido todo excelente, esto también, pero me gustaría exponer mi opinión.
Yo pienso que por encima de un BCMS o un ITCMS está el plan de continuidad del negocio "pelao y mondao". ¿En qué consiste?, pues en una mezcla de los dos, ¿no?. Se trata de que la empresa siga adelante, con IT o sin IT, eso da igual, el caso es que salga adelante. Si hacen falta ordenadores, que el plan de continuidad los contemple en una primera fase de recuperación. Si no son imprescindibles, pues de en las primeras fases del plan dará un poco igual echar cuentas con un pc, una calculadora, un papel o un ábaco, jeje.
En resumen, un plan de continuidad tiene que estar por encima de todo eso y debe centrarse en que realmente la empresa pueda seguir funcionando, los procesos más importantes al menos, con IT o sin IT.
Un saludo!

Joseba Enjuto dijo...

Quizás he omitido una aclaración en el post: evidentemente, todo BCMS lleva por debajo un ITCMS (en realidad, el segundo es un subconjunto del primero). En resumen: que para garantizar la continuidad del negocio es necesario garantizar la de todas sus partes, y por supuesto la de IT. Si a eso te refieres con lo de mezcla de ambos, estamos de acuerdo.

De todos modos, mi intención con el post no es quitar importancia a la infraestructura IT, sino recordar que hay que ponerla en el lugar que corresponde. Que el negocio no es sólo IT, aunque a veces lo parezca (y pese a que en entornos tecnológicos a veces se olvide).